¿Qué es el diseño de una estrategia fiscal?

¿Qué es el diseño de una estrategia fiscal?

QUE ES UNA ESTRATEGIA FISCAL?

Podemos definir a la Estrategia como un plan para dirigir un asunto. Una estrategia se compone de una serie de acciones planificadas que ayudan a tomar decisiones y a conseguir los mejores resultados posibles. La estrategia está orientada a alcanzar un objetivo siguiendo una pauta de actuación.

Una estrategia comprende una serie de tácticas que son medidas más concretas para conseguir uno o varios objetivos. Ahora bien cuando hablamos de estrategia fiscal, nos referimos a las acciones de orden preventivo que se han organizado en la planeación de los negocios y empresas para lograr que el cumplimiento de las obligaciones tributarias sea oportuno, apegado a la ley y al menor costo alternativo posible.

Cada empresa o empresario debería responder a la pregunta de si cuenta con una estrategia fiscal. La respuesta debe incluir consideraciones espaciales y temporales; es decir, debe indicar a qué periodos e impuestos se refiere. A la vez, ha de corresponder a los diversos ciclos de interacción con las autoridades tributarias. Es decir, en primera instancia debemos contar con una estrategia fiscal que nos asegure el cumplimiento en fase voluntaria, en tiempo, forma y costos razonables, los menores que después de un estudio y planificación fiscal profesional corresponda, ya que el costo fiscal es un factor en la ecuación de costos que incide de manera significativa en relación a nuestra competencia . También debemos tener estrategia fiscal para enfrentar procesos interactivos con la Administración Tributaria como comprobaciones abreviadas, cruce de información de terceros y la fiscalización integral.

Para estas relaciones también se requiere de una estrategia fiscal, que defina los límites entre el deber de cooperación que tenemos para con la Administración y los límites que esta tiene y que conforman el contorno de los derechos de los contribuyentes para someterse a lo que la ley establece.

Como derivación de las actuaciones de fiscalización, resultan ajustes que la Administración determina y en los cuales también se requiere de una estrategia fiscal.

Como vemos, la clave fiscal está en contar con una estrategia para cada fase del ciclo de los negocios. Tener estrategia permite lograr objetivos y lograrlos a su vez permite saber dónde se dirige nuestra empresa.

Todos estos pasos estratégicos no se pueden dar sin participación de expertos en materia fiscal que acompañen las decisiones. Como toda estrategia, su éxito depende de la anticipación y no de acciones de remedio.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *